LA COOPERACIÓN EFICAZ

Hoy es muy común, escuchar en los procesos que se sustancian contra determinados funcionarios públicos, aún contra personas que no han desempeñado una actividad pública y que han generado una alarma social por haberse apropiado de fondos públicos o haber recibido coimas para el otorgamiento de millonarios contratos con el Estado en virtud de las funciones que ejercían, perpetrando delitos como concusión, cohecho, peculado, enriquecimiento ilícito, asociación ilícita para delinquir, etc., en el que el procesado, anuncia públicamente que prestará su colaboración a la fiscalía, para el esclarecimiento de los hechos investigados con la plena identificación de todos los responsables del delito imputado.

La cooperación eficaz, es un acuerdo entre la fiscalía y el detenido para que provea «datos, instrumentos, efectos, bienes o informaciones precisas, verídicas y comprobables, que contribuyan necesariamente al esclarecimiento de los hechos investigados o permitan la identificación de sus responsables o sirvan para prevenir, neutralizar o impedir la perpetración o consumación de otros delitos de igual o mayor gravedad.

La o el fiscal determinará si la información proporcionada por el detenido, ha sido eficaz. De ser el caso el detenido accedería a una reducción de la pena luego de que el juez establezca una sanción penal, según los atenuantes o agravantes. «La pena no podrá exceder los términos del acuerdo». El beneficio de la cooperación eficaz al que accede el detenido es la reducción del 20 % de la pena mínima determinada por el juez. «En casos de alta relevancia social y cuando el testimonio permita procesar a los integrantes de la cúpula de la organización delictiva, la o el fiscal solicitará a la o al juzgador, una pena no menor al diez por ciento del mínimo de la pena fijada para la infracción contra la persona procesada que colaboró eficazmente».

El artículo 491 del Código Orgánico Integral Penal, establece la cooperación eficaz, la misma que se entenderá como el acuerdo al que llegan la fiscalía y el procesado, para que éste le proporcione el suministro de datos, instrumentos, efectos, bienes o informaciones precisas, verídicas y comprobables, que contribuyan necesariamente al esclarecimiento de los hechos investigados o permitan la identificación de sus responsables o sirvan para prevenir, neutralizar o impedir la perpetración o consumación de otros delitos de igual o mayor gravedad.

La o el fiscal deberá expresar en su acusación, si la cooperación prestada por el procesado ha sido eficaz a los fines señalados en el artículo 491 del COIP. La reducción de la pena, se determinará con posterioridad a la individualización de la sanción penal según las circunstancias atenuantes o agravantes generales que concurran de acuerdo con las reglas generales. La pena no podrá exceder los términos del acuerdo.

El artículo 493 del COIP establece la concesión de beneficios de la cooperación eficaz. La o el fiscal propondrá a la o al juzgador una pena no menor del veinte por ciento del mínimo de la fijada para la infracción en que se halle involucrado el cooperador. En casos de alta relevancia social y cuando el testimonio permita procesar a los integrantes de la cúpula de la organización delictiva, la o el fiscal solicitará a la o al juzgador, una pena no menor al diez por ciento del mínimo de la pena fijada para la infracción contra la persona procesada que colaboró eficazmente. La concesión de este beneficio estará condicionada al cumplimiento de las obligaciones establecidas en el acuerdo de cooperación según la naturaleza y modalidades del hecho punible perpetrado, las circunstancias en que se lo comete y la magnitud de la cooperación proporcionada así como de acuerdo con las condiciones personales del beneficiado.

El artículo 494 del COIP establece las medidas cautelares y de protección en la cooperación eficaz. Si es necesario, la o el fiscal solicitará a la o al juzgador el establecimiento de medidas cautelares y de protección, adecuadas para garantizar el éxito de las investigaciones y precautelar la integridad de la persona procesada que colabora de manera eficaz, la víctima, su familia, testigos y demás participantes, en cualquier etapa del proceso. Todas las actuaciones relacionadas con la cooperación eficaz, deberán ser guardadas bajo secreto y mantenidas fuera de actuaciones judiciales. Las autoridades competentes, de acuerdo con el caso, una vez finalizado el proceso, podrán adoptar según el grado de riesgo o peligro, las medidas de protección necesarias para el cumplimiento de la pena del cooperador y podrán extenderse siempre que se mantengan circunstancias de peligro personal y familiar.

Consecuentemente, la cooperación eficaz debe entenderse como un ACUERDO al que llega el o los procesados con la fiscalía, para suministrar datos, instrumentos, efectos, bienes o información PRECISAS, VERÍDICAS Y COMPROBABLES contribuyendo de manera puntual y decisiva, con el esclarecimiento de los hechos investigados y que además permitan la identificación de toda la banda delictiva que ha participado en el ilícito o sirvan para prevenir, neutralizar o impedir la perpetración o consumación de otros delitos de igual o mayor gravedad. Si la información proporcionada por el proceso, no es precisa, ni verídica ni tampoco comprobable, simplemente no opera el acuerdo al que habría llegado el procesado o procesados con la fiscalía y el procesado no se beneficiará de ninguna concesión de aquellas establecidas en el artículo 493 del Código Orgánico Integral Penal.

DR. FERNANDO ROSERO GONZÁLEZ
REG. 1.089 COLEGIO DE ABOGADOS DEL GUAYAS
REG. 09-1996-87 FORO DE ABOGADOS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *