LA PROTECCIÓN DE DIOS, NUESTRO PADRE CELESTIAL.

 

El eterno Dios es mi refugio, y acá abajo los brazos eternos.
– DEUTERONONIO 33:27

Tengo confianza, porque hay esperanza; miro a mi alrededor, y duermo seguro. Me acuesto, y no habrá quien me espante.
– JOB 11: 18,19

Jehová es mi refugio y mi torre fuerte cuando estoy oprimido, refugio para el tiempo de angustia.
– SALMOS 9.9

Tú eres mi refugio; me guardarás de la angustia; con cánticos de liberación me rodearás.
– SALMOS 32:7

En la misericordia de Dios confío eternamente y para siempre. Te alabaré para siempre, porque lo has hecho así; y esperaré en Tu nombre, porque es bueno, delante de Tus santos.
– SALMOS 52: 8-9

Al habitar al abrigo del Altísimo moraré bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios , en quién confiaré. Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro; No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, Ni pestilencia que ande en oscuridad, ni mortandad que en medio del día destruya.
– SALMOS 91:1-2-4-6

Porque he puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por mi habitación, no me sobrevendrá mal, ni plaga tocará mi morada. Pues a sus ángeles mandará acerca de mí, que me guarden en todos mis caminos.
– SALMOS 91: 9-11

En el temor de Jehová tengo fuerte confianza; y tendré esperanza siempre.
– PROVERBIOS 14:26

Para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta, yo, que he acudido a El, tenga un fortísimo consuelo, para asirme de la esperanza puesta delante de mi.
– HEBREOS 6. 18

Jehová es mi pastor; nada me faltará. En lugares de dedicados pastos me hará descansar; Junto a aguas de reposo me pastoreará. Conformará mi alma; Me guiará por sendas de justicia por amor de Su nombre. Aunque anda en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque TU estarás conmigo.
– SALMOS 23: 1-4

Nuestra alma espera a Jehová; Nuestra ayuda y nuestro escudo es El, Por tanto, en El se alegrará nuestro corazón. Porque en su santo nombre hemos confiado. Sea misericordia, oh Jehová, sobre nosotros, según esperamos en Ti.
– SALMOS 33: 20-22

Así andarás por el camino de los buenos, y seguirás las veredas de los justos; Porque los rectos habitarán la tierra y los perfectos permanecerán en ella.
– PROVERBIOS 2: 21

Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida y paz te aumentarán. Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; Átalas a tu cuello, Escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres. Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y El enderezará tus veredas.
– PROVERBIOS 3: 1-6

FUENTE: LA BIBLIA y apuntes sobre estudios bíblicos del Doctor Fernando Rosero González, líder en la Iglesia Evangélica Cristiana Casa de Fe.

Un comentario sobre “LA PROTECCIÓN DE DIOS, NUESTRO PADRE CELESTIAL.

  1. Carlos Cusme Contestar

    Gracias Dr. por sus consejos basados en versículos bíblicos que refrescan nuestra actitud frente a las cosas que están pasando en el mundo; pero si confiamos en la palabra como fuente de vida, estamos erutos que el Dios maravilloso y misericordioso no nos desamparará. Amen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *